sábado, 4 de septiembre de 2010

Quien diria

.
Nos gastamos más de la mitad de la vida buscando a alguien que se parezca tanto a nosotros para que nos lo llevemos a la casa y podamos empreder un especie de aventura sentimental. Pero siempre decimos: "tiene que ser igual a mí" como si nosotros fuesemos la gran cosa. De repente a uno le pasa que después de un rato de tratar de conseguir a una gente así, descubre que después del tiempo ella sale del cuarto, saca la cabeza y dice: "noche" y uno le contesta: "día", porque así nada más... Uno dice: "blanco", ella dice: "negro", a uno le gusta el fútbol, a ella le gusta el baseball y entonces uno comienza a cometer errores. Uno trata de largarse del lugar, voltea a ver y se supone que tendría que estar pero se largó antes que nosotros. Uno va y busca por la vida un nuevo camino. Entonces uno se busca una mujer que se parezca mucho a nosotros, una que le guste el fútbol también. Y se consigue a una chica que le gusta el fútbol y ella se consigue a un tipo que le gusta el baseball. Y cada uno emprende su nuevo camino. A mí me pasó y era impresionante cuando empecé a salir con esta chica porque yo decía: "hoy tengo ganas ... como no sé... de ir al cine" y ella me decía: "es justo lo que estaba pensando, yo también quiero ir al cine". Íbamos a un bar, yo pedía un trago, pedía: "a mí me da un tequila, por favor" y ella decía: "yo también quiero un tequila, me encanta el tequila". Entonces se convierte todo en algo tan maravilloso, tan organizado y tan perfecto que me bastaron 14 días para aburrirme totalmente de aquella mujer. Mientras por el otro lado, la que se fue con el basebolista, estaba padeciendo la misma historia, sólo que ella aguantó un poquito más que yo, aguantó 15 días. Al día número 16 nos hablamos por teléfono, nos citamos en un café, charlamos un rato y llegamos a la maravillosa conclusión que para ser amigos es importantísimo ser bastantes parecidos y afines, pero para ser amantes y amarse no hay nada mejor en el mundo que ser distintos...
.
.
Arjona
.

6 comentarios:

reminiscencias, fragmentos... recuerdos dijo...

quien desea enamorarse de una persona igual a nosotros? quien sabe quien es realmente? lo q ve en los otros es la fantasia q tenemo de nosotros, q mas da lo sentimental por q hablar de esto?

NTQVCA dijo...

opuestos se atraen.

zZzunshine dijo...

buu esta bien genial!!!
y si suele pasar ja!

PHERRO dijo...

No me late Arjona, pero no por eso deja de tener un poco de razón, un poco nada más, porque hay cada situación tan rara en lo referente a las parejas, que ... ¡en fin!
Cuídate, Chica Demoníaca, que te vaya muy bien, luego nos leemos.

Javier dijo...

arjona no me gusta pero, probablemente, tiene razón...

ѕocιaѕ dijo...

Me encantan las canciones de Arjona, y es tan llegador este texto, finalmente yo aplico la filosofía de buscar y dar con el que sea totalmente opuesto a mi, con el que pueda debatir si el negro que me gusta o el blanco que a él le encanta, porque eso de querer verme reflejada ya sé que no lo encontraré, y si lo encuentro me daria flojera verme al espejo con mi pareja XD, aunque finalmente ahora quien esta conmigo tiene cosas en común conmigo lo encantador son las tantas más que debatimos.

Saluditos y en verdad que fue padre venir a leer este texto, tengo algo más de que hablar con él =D