sábado, 6 de febrero de 2010

Businessman


.
Tercera llamada... Comenzamos


.


Se dice que cada hombre tiene un único destino, su propio destino y está condenado a cumplirlo

.
Fabrizzio Barzini no sabía eso, no estaba enterado de esa situación. El era un joven diferente al resto de los jóvenes, no solo porque era un estudiante muy bueno o porque era un buen atleta, era diferente sobre todo porque era hijo de Dominick Barzini

.
Su padre no solo era un importante hombre de negocios que tenía varias empresas en Europa, Asia Central, Centro y Sur América, era también una persona muy influyente dentro de los círculos de poder de la Unión Europea, Estados Unidos y México. De origen extranjero, hijo de padres italianos pero radicados en Rusia, había llegado a México a mediados de los 70´s a raíz de los negocios de su padre Vincenzzo Barzini. Al morir su padre, Dominick heredo todos los negocios

.
Ahora Fabrizzio estudiaba en Harvard el último año de la licenciatura de Leyes, cosa que a él no le agradaba pero había decidido estudiar para dar gusto a su padre, sin embargo eso no bastaba para su padre, que sin temor alguno y presumible orgullo demostraba su favoritismo a su otro hijo, el menor, Antoni Barzini, el cual no había hecho nada de lo cual estar orgulloso, era un estudiante mediocre, no gustaba de los deportes, se metía en problemas y solo gozaba del favoritismo de su padre, esto se traducía en tener todo lo que quería sin ningún esfuerzo

.
A Fabrizzio eso le disgustaba, pues él si era exigido por su padre para estudiar, para esforzarse, para poder tener algo, pero no solo le disgustaba, en realidad era más que eso, sentía envidia de su hermano, envidia de su forma de vivir, de todo lo que él tenía sin ningún esfuerzo, de las chicas que eran atraídas por el dinero que su padre le daba, por la novia hermosa que tenia, ¡por todo!

..
Envidiaba también a su padre, la gran fortuna y poder que tenía y que no le habían costado nada conseguirlos. Envidiaba tener una vida cómoda y divertida de la cual nunca había gozado porque, a pesar de que su padre tenía mucho dinero, nunca le había dado sino solo lo necesario para vivir como una persona promedio, no asi a su hermano al cual llenaba de cuánto dinero se pudiera.
No supo cuando, ni como fue, pero Fabrizzio decidió no seguir viviendo asi, decidió hacer algo al respecto y lo hizo meticulosamente

.
Lo primero que haría sería deshacerse de su hermano, su envidia era demasiada y no podía tolerar que su hermano siguiera viviendo de la misma manera, él quería tener una vida como la de Antoni, llena de fiestas, diversión, mujeres, una novia hermosa y sobre todo el favoritismo de su padre, su cariño, su amor, su atención, y no podría conseguir nada de eso estando su hermano con vida, asi que la solución fue tomada fácilmente…

.
Lo mataría

.
Haría que todo pareciera un accidente y al fin se desharía de él


.
Sería en su cumpleaños cuando lo haría, sería el mejor regalo que podría tener, el deshacerse de su hermano y empezar a tener lo que siempre había deseado. Su hermano que vivía en México iría a visitarlo a Harvard para felicitarlo, le llevaría los regalos que cada año le enviaban sus padres y después regresaría, asi que lo planeo todo. Llego el día de su cumpleaños, su hermano llego como de costumbre y le dio lo regalos que traía con él, lo felicito, fueron a comer y después regresaron a la universidad, se despidieron y Antoni se fue sin sospechar nada. Antoni nunca llego al aeropuerto, algo paso en el camino, los periódicos dijeron que había sido una falla mecánica, el auto donde iba Antoni había explotado en el camino, Fabrizzio había cumplido el primero de sus cometidos, su hermano había muerto

.
Sin embargo no consiguió lo que anhelaba, su padre le culpo indirectamente por la muerte de su hermano, ahora se encontraba más marginado que antes. Su padre lo había abandonado a su suerte, le había retirado su ayuda económica, lo había rechazado

.
Siempre pensó que su padre no merecía todo lo que tenia, que su fortuna y poder nada le habían costado y que eran demasiado para un hombre, él cual no había hecho nada más que ser el hijo de alguien que se había esforzado por construir lo que ahora el disfrutaba a manos llenas
Después de todo, también tenía envidia de su padre, pues nunca se había esforzado por nada y lo tenía todo, era el momento de que él disfrutara de todo lo que su padre le había negado, de tener todo por lo que se había esforzado y se esforzaría por tenerlo, fue difícil decidirlo pero no vio otra alternativa, mataría también a su padre

..
Viajo hasta México 3 meses después de la muerte de su hermano, no asistió al funeral, no mando flores, ahora iría a visitar a su familia, la familia que lo había rechazado

.
Su madre lo recibió, fueron a la casa donde vivían y se instalo, no llevo muchas cosas porque sabía que después de 2 días se iría, solo tenía que cumplir su cometido, solo eso, no demoraría más tiempo del necesario. Haría todos los trámites de sucesión pues por derecho le correspondía heredar de los negocios que su abuelo un día empezó y ahora su padre disfrutaba. Pero antes de eso debía matar a su padre, cosa que fue difícil de planear pues siempre lleva guardaespaldas, lo haría como lo hacen los sicilianos, de frente y con brutalidad, sin remordimientos, nadie se enteraría que había sido él, haría que pareciera un asalto o algo parecido, compraría a los policías y también a los “culpables” de ser necesario

.
Llego pues a la oficina de su padre, sabía lo que haría, lo había repasado en su cabeza una y otra vez, primero debía hacerlo firmar los papeles de la herencia, después lo mataría, fría y despiadadamente, asi lo hizo

.

30 minutos, 4 firmas y 3 disparos después, el había salido de la oficina de su, ahora, difunto padre, saciando asi su enorme envidia que lo había corrompido hasta ese momento y que ahora lo dejaba libre, libre para disfrutar todo aquello que siempre había envidiado de su padre y su hermano, libre para vivir una vida placentera y cumplir asi con su destino, ser infelizmente rico y no tener nada que envidiarle a nadie, pues también había encontrado a una mujer que lo hacía feliz y lo amaba mas allá de su dinero y su lujosa vida

.

Lo amaba por ser Fabrizzio Barzini

.

.

.

.



.




.

.

Envidia

.

.

..

5 comentarios:

S Boleyn Ayres dijo...

Envidiaa... =O
Dios mío otro cuento buenísimo!!!!

Reina del del drama dijo...

Mas vale pobre o de posicion comoda pero que no llame mucho la tancion con esta inseguridad y con estos parientitooo... jejeje muy bueno...

Javier dijo...

vaya pues super interesante...

A Fernando se le ocurrió esto y dijo...

ahora pienso si es que el chapo tiene hijos preferidos :S jajaja
muy bueno, si like si like :)
saludos!
Paz.

la MaLquEridA dijo...

Estos relatos están muy sangrientos, pero muy buenos.


Saludos.